Dhaka, Bangladesh

Como veis, mis viajes son de lo más heterogéneo que te puedes encontrar. Hace unas semanas escribía sobre mis impresiones con relación al viaje que hice a Seattle. Hoy os escribo tras mi vuelta de un viaje relámpago a Dhaka, Bangladesh. No esta mal, del primer mundo al, disculpadme, el infra mundo.

94012B7E-D74F-4674-AA4B-52F94763112B

Es difícil concebir que dentro del mismo pedazo de roca haya diferencias tan abismales en cuanto a por ejemplo recursos, servicios, y mil otras cosas mas que para nosotros, habitantes del mundo occidental, damos por sentadas. No voy a hacer una disertación barata sobre la pobreza, la desigualdad, etc, etc, etc, etc. No, no voy a profundizar en los porqués de todas estas cosas que nos parecen a todo personaje con algo de sentido común, absolutamente terribles. Ni analizar la paradoja que supone para países “adelantados” estar tirando toneladas de comida mientras en países como Bangladesh la gente se muere de hambre. Llevo unos cuantos años, cerca de 20, viajando a los mal llamados “países del tercer mundo”. Que osadía. Que lamentable sentido de la superioridad y que manera tan patética de vanagloriarnos de nuestros supuestos avances sociales y tecnológicos. Que prepotencia…En esos ámbitos, los de la tecnología y desarrollo económico, seremos países adelantados. Pero que tercermundistas somos en cuanto a valores sociales y éticos. Que lamentable legado humano dejamos a nuetros hijos.

En todo caso, como decía, no voy a entrar en estos temas. Podríamos estar disertando acerca del bien y el mal, de Darth Vader y Luck Skywalker y sus múltiples  versiones cinematográficas y literarias ad infinitum. Pero lo que desgraciadamente si he aprendido durante estos años viajando a países deprimidos económicamente como Bangladesh, Pakistan, Myanmar, Vietnam, etc, etc, etc, es que para que haya unos mil, mil y pico millones de personas viviendo estupendamente, tiene que haber otros tantos que sobreviven de manera penosa, lamentable. ¿Los motivos? Hay unos cuantos, claro, pero todos ellos tienen que ver con cosas tan antiguas como la humanidad misma: dinero y poder.

En todo caso, y para hacer este tema un poco mas ligero, digamos que en Bangladesh las cosas avanzan, a paso de tortuga, pero avanzan. Quizás a los ojos inexpertos del viajero que posa sus pies por primera vez en Dhaka, aquello sea un horror. A ver, es un horror, pero quizás 0,5 menos horror que hace unos años. Incluso los lugareños que te preguntan: ¿Qué tal, a que ves diferencias desde la última vez que estuviste aquí? cuando les respondes, ummmm, no muchas…se molestan ligeramente, y empiezan a darte una serie de explicaciones que no acaban por convencerte mucho, pero que parece que a ellos, si. Es cierto que hay algunos cambios. Por ejemplo: se ven muuuchos menos niños en la calle, pero, ¿donde están? ¿Todos escolarizados? Me temo que no… El supuesto desarrollo económico y esa clase media creciente que te comentan los propios habitantes que esta surgiendo, pues, como deciros, no se ve por ningún lado. Para muestra un botón:

 

La vida, aparentemente, sigue igual. La misma pobreza, el mismo caos. La misma suciedad, la misma sensación de que hay una espiral invisible que se estrecha sobre el cuello de esta gente que nubla su capacidad de mejora, de lucha, de perseguir un cambio en las instituciones, podridas todas, que les planteen un futuro, aunque sea a largo plazo, mejor.

 

Pero ya sabeis. A NADIE le interesa que esta gente mejore, que tire para adelante y tenga unas mínimas y decentes condiciones de vida. Muchos se llenan la boca con grandilocuentes alegatos sobre igualdad, solidaridad y bla bla bla, para seguir comprando camisetas a 4.95 eur. Es lo que hay.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s